“Un balcón vacío ”

Esta es la historia final de buen vecino , un vecino de calle , un buen hombre.

Siempre alegre , siempre directo . A pesar de los pesares , de sus achaques y sus dolores de piernas , se le veía bromeando y positivo . Nunca quiso que le bajaran la basura , ni que le subieran los recados , le tenía que obligar a que me diera las bolsas porque se resistía, soy joven me decía. Dedicado a su esposa, que ahora le tocará sobrevivir sin el ,fue un buen marido atento a su mujer , era sus manos y sus pies .

Pero hoy , dejo de serlo , menos de un mes le ha bastado al encapuchado de negro para cortar el fino hilo que nos mantiene aquí. Cuando la muerte decide a través de la enfermedad o la vejez , los vivos solo nos queda esperar.

Se va un buen hombre , un hombre bueno se muere , con la misma dignidad con la que vivió . Esperemos que haya vida más allá , de la forma que sea , porque existencias así no merecen que desvanezcan en el olvido de los años.

Un día estabas en el balcón y al otro cuando desde la calle miramos arriba buscándote , ya no está. Un balcón resume la vida : Estamos de paso y nada ni nadie permanecerá eternamente.

Disfruten ahora , y en la muerte piensen en la vida , es la única forma de existir mentalmente sano en un mundo que se marchita a cada respiro que damos, porque polvos somos y en polvo nos convertiremos. No se apeguen tanto a la vida ni suyas ni de otros porque no duraremos para siempre en este nivel de existencia.

Cuídense .

Y allá donde estes querido Vecino que te acojan con el cariño que tú acogías a otros. Aquí echaremos en falta tu presencia en el balcón bromeando con los niños.

DEP

“Karim El Hayani, el niño que soñó descalzo”

Cuando lo conocí era un niño de no más de diez o once años, había viajado desde su tierra natal, Marruecos, a España, en los bajos de un camión. Una de sus piernas, no recuerdo bien si era la izquierda o la derecha, estaba abrasada por el intenso viaje jugándose el pescuezo para pasar la frontera, tenía una gran quemadura, una herida de unos diez centímetros. Dejando atrás familia, amigos y hogar, buscaba un futuro que su país no podía ofrecerle. Un niño tenaz y valiente lanzándose a la aventura incierta de la vida y sus peligros.

Por aquella época, yo era un joven idealista como lo son todos los chavales de 24 años, con ganas de cambiar el mundo que me rodeaba y que trabajaba como Educador para una ONG internacional, en la cual convivía estrechamente con los menores que allí residía, y con los cuales me unían un vínculo más allá de algo meramente laboral o profesional.

Él era uno de esos menores que conocí en mi estancia allí. Era un niño moreno y menudo , que hablaba a trompicones un español con acento árabe, de esos que se sienten aprendido por supervivencia. Rápidamente congeniamos, era normal por otro lado, teníamos algo en común. En la capital de España donde ambos residíamos por aquellos tiempos, nuestros hogares natales estaban al sur , los dos éramos sureños. El de Marrueco, yo de Cádiz, pero y aunque alguno le cueste reconocerlo, los andaluces a veces tenemos más en común con los de ese lado del estrecho que con los que están más al norte de nuestra tierra. Quizás sea el sol, el calor, la vida en la Calle , o que de algún modo u otro hemos crecido aprendiendo que hay que buscarse las papas como sea cuando se trata de sobrevivir en lugares (a groso modo) donde sobre todo faltan recursos económicos y laborales.

Si hay algo que siempre me atrajo de aquel marroquí, era su actitud. Su actitud ante cualquier dificultad , siempre con una sonrisa, siempre positivo, siempre buscándose la vida. Así es él aún hoy en día.

A veces, recuerdo esa conversación que tuvimos la última vez que nos vimos hace ya muchos años en una playa de Cádiz. Por aquel entonces ya era un adolescente que empezaba a dar sus primeros pasos en el mundo del atletismo y ya se comentaba en revista especializadas que tenía un gran potencial, no solo por la velocidad que poseía , sino por la modalidad de correr tan especial que ejercía: Correr descalzo en cualquier terreno. Y allí, en pleno verano con nuestros pies desnudo sobre la arena caliente, le dije:

-Déjame echarte una carrera antes de que te hagas un deportista famoso.

-Venga, vamos tío.

-¿Hasta los cubos amarillos?

-Venga.

Me sacó un buen trecho, era rápido como una bala, la arena casi no se movía a su alrededor, porque prácticamente iba volando. Ese verano fue la última vez que lo vi en persona, ahora sigo sus hazañas, récords y éxitos por las redes sociales.

Karim, así se llama, esta hecho de una pasta especial, duro como las plantas de sus pies y a la vez cercano, divertido y cariñoso, es de ese tipo de persona que uno se enorgullece de habérselo encontrado. Tenía, tiene y tendrá, la habilidad de ser recordado con facilidad y no por ser un ganador, que lo es, sino por la lección de superación que nos enseña cuando gana.

Karim El Hayani, es un marroquí nacionalizado español, afincado en Canadá. Un joven deportista de élite, que habla inglés, español, árabe y francés. Y que tiene una carrera fulgurante, unos de los máximos exponente del barefoot running , con un palmarés envidiable. Ganador de la Copa de España FEDME 2013, de los 100 km de Javelina Jundred 2015, de los 52 km de Coldwater Rumble en 2017, y recientemente ha batido el récord Guinnes mundial, de media maratón. Completó 21 km sobre el lago helado Beauport, en Quebec, en 1 una hora y 40 minutos, con temperaturas de hasta -15º C, superando en esta hazaña a Wim Hof , quién era poseedor de este récord desde el 2007. Karim supero la marca del holandés por más de 30 minutos.

Pero, lo más importante de todo esto, no son sus triunfos, ni si quiera que los consiguiera descalzos, ni tan si quiera la historia conmovedora de su vida, lo más importante de todo este asunto es que, ha conseguido todo eso siempre con una sonrisa. Porque su fuerza no radica en sus pies, ni en sus piernas, sino en un corazón lleno de pureza y alegría siempre dispuesto a superar cualquier adversidad que se le presente, con la humildad del que nunca olvida de donde viene y del que sabe que solo el trabajo duro, no rendirse y la actitud positiva te consigue llevar a la cima del éxito cuando vienes desde abajo, porque el éxito de Karim no son sus copas, ni sus medallas , sino la lección de vida que puede ofrecer a otros con su memorable actitud.

Karim significa en árabe, generoso, noble, honorable, y ahora más que nunca, aquellos que vimos al niño convertirse en hombre, sabemos que su madre no pudo elegir un mejor nombre para él y para el destino que le depara.

Mi gratitud por ese encuentro que tuvimos hace años. Eres un ejemplo para muchos, y entre ellos cuéntame a mí. Te escribo cada letra de este artículo desde el más profundo de los respetos y mi agradecimiento eterno por compartir cuando solo eras un niño esa pequeña parte de tu vida conmigo.  Gracias por todo, sobre todo por tu sonrisa, fuerza y optimismo ante la vida.  

Karim El Hayani. Un campeón humilde que supo soñar descalzo desde los bajos de un camión hasta la cima del podio. Porque Karim no es un campeón ahora, Karim siempre lo fue.

Pájaro Pinto

Fotografía extraída de la web http://www.territoriotrail.es

Puede seguir la carrera deportiva de Karim en instagram como @Karim_elhayani y en Facebook como Karim El Hayani.

“En el 2021 aún habrá muchos hijos de putas sueltos”

Ocurrió en Barcelona , en el inicio de los que algunos dicen será un mejor año . Ahora sabemos que, ni el año ni las personas cambian solo porque el dígito sea diferente.

Los muy hijos de putas , menores de edad , acorralan a un indefenso chaval y le dan una somanta de palos para al parecer quitarle el móvil y una cadena . El castigado chaval por unos cuantos frustrados que van de matones con quien saben no les supone un peligro enfrentarse , se revuelve y consigue zafarse de esa banda de cabrones , no si antes , en ese forcejeo, desvestirse de la camiseta al huir entre llantos y gemidos.

Al parecer, y después del eco que se ha hecho en la prensa de tal lamentable suceso , las redes sociales se han llenado de mensajes de ánimo para el criatura , y este a su vez envían un mensaje de agradecimiento por el apoyo.

Uno los individuos , como ya he dicho , menores de edad , se ha entregado a la policía , los otros que intervinieron en la agresión no están identificado aún , ni saben el paradero de estos , por otra lado incomprensible cuando uno de ellos ya ha sido detenido y puesto a disposición judicial.

De todo esto me preocupa varias cosas: Ante todo que, por un móvil y una cadena , sea capaces de dártela mortal (matarte si no huyes o no les salen de los huevos parar de darte caña ) en esta vieja Europa que se cae a pedazo , lugar que inequívocamente, creíamos más civilizada que otras latitudes . Por otro lado , me preocupa la pasividad de la multitud de jóvenes que observan el suceso y no hacen nada para parar tal injusticia. Y por último, que esos hijos de la gran puta , si es que pillan a todos finalmente , no les va ocurrir absolutamente nada , un poco quizás de reformatorio, centro de menores, trabajo social o como coño quieran llamar hoy en día enmendar a chavales que crecen con mala uva y más torcido que un olivo . Pero en definitiva, nada a lo que no estén ya acostumbrados , por lo que dudo , que estos chulos y mafiosillos de medio pelo vayan a cambiar de actitud , después de pasar por el “severo” castigo que se les imponga desde esta nuestra sociedad de piruletas y algodones de azúcar para todos.

Lo que si me queda claro es que , el susto a la víctima (y sus padres) le quedará en el cuerpo por un buen tiempo , pero de eso no nos preocupamos , porque quien merece reinserción son los violentos y maltratadores , eso que hacen bulling a diario a esos chiquillos nobles , que un día se les puede ir la pinza de estar con miedo y hasta los cojones de sufrir agresión día si ,día no , y con una puta ballesta o escopeta de caza de su abuelo, un día cualquiera, decide mandar todo al carajo y dar matariles aquellos que durante años le han estado haciendo la vida imposible , ante la atenta mirada de quienes lo permitían , porque tan injusto es quien comente una injusticia como quien la permite.

Entonces , la sociedad , que por naturaleza es hipócrita ante el dolor ajeno , nos preocuparemos y pensaremos que estamos haciendo con nuestros niños y adolescentes. Loco dirán algunos , inadaptado otros , era un chico raro … Y obviaremos que ser carne de cañón para los matones de turno , no es algo que se elija , sino que otros han elegido por nosotros. Porque mañana cuando pase de nuevo una agresión de tal calibre tan cruel y tan asquerosa , se repetirá la escena de estar rodeado por otro grupo de jóvenes y no tan jóvenes que ante la atenta mirada de la pasividad más cochambrosa , como el que está viendo una película y nada es real , volverán a dejar que alguien sufra delante de ellos sin mover un solo dedo para evitar que el mundo sea algo menos injusto, unos por integrarse y no les salpique la sangre , otros por miedo , otros por placer , pero todos igual de hijos de putas como el que suelta el primer puñetazo a un pobre chaval que lo único malo que ha hecho en su vida es no haber tenido en ese mismo instante , un revólver para pegarle un par de tiros a escoria humana que convive con los mismos derechos que los demás, pero con diferentes obligaciones en una sociedad cada vez más falta de valores , ética y humanismo.

Apuesten algo , que los padres del menor agredido tendrán que resignarse que a los mamones estos que agreden a su hijo , no les falte un plato de comida , ni unas zapatillas , ni cursos de oficios pagados , ni móviles , en cualquier centro de menores que acaben (y lo digo con conocimiento de causa , no crean ustedes que hablo a la ligera y dejándome llevar por la ira y la vergüenza ajena del momento ) y ya , para rematar no hablemos de cuando sean adultos delincuentes, de cómo algunos vivirán entre sus entradas y salida de la cárcel y sus trapicheos, por toda la jeta, a costa del personal, sin dar palo al agua.

Ustedes me perdonen , pero hay gente, que lo que merece es el ojo por ojo , que se les avergüencen en público por parte de la víctima y reciban de la misma medicina , y quizás así a lo mejor , pudiéndose poner en el lugar del otro por un instante , pudieran aprender algo , aunque incluso con eso lo dudo.

Por eso a veces , y perdóneme mi arranque de furia , “Siendo el mundo como es , uno sueña con vengarse”

Les afirmo y aseguró , que lejos de los cartelitos del “todo irá bien” del 2020, en el 2021 aún habrá mucho hijo de puta suelto pululando por ahí.

Foto: Extraida de la prensa nacional

“Y Londres era una fiesta”

No, no se trataba solo de eso, pero jugamos a eso, y aunque para nosotros lo fácil hubiera sido descolgar el teléfono y pedir que nos hicieran una transferencia, la mayoría de lo que estuvimos allí no lo hicimos, ¿Por qué? Porque intentamos aprender a sobrevivir…

Hace ya más bastantes años estuve viviendo en Londres durante una buena temporada. Allí, haría algunos amigos temporales que durante aquel tiempo coincidiríamos no solo conviviendo en la misma casa, sino trabajando en el mismo lugar, la mayor similitud entre todos era una: No teníamos donde caernos muertos, estamos como se dice por estos lares: Caninos.

Aquellos años nos encontramos pululando en tierra inglesas una serie de personas a los cuales, por una razón u otra, Londres nos cambiaria la vida. coincidiríamos allí por diferentes motivos: Unos empujados por las crisis económicas, otros por afán de aventurarse en el extranjero, y a pesar de nuestras diferencias no solo de orígenes y personalidades, teníamos un objetivo común: Sobrevivir fuera como fuera, buscándonos todos los trucos posibles para poder hacer una vida “relativamente” normal.

Los españoles teníamos un instinto innato para buscarnos las papas. Lejos de nuestras familias, el lazarillo de Tormes salía a relucir, y aunque algunos no sabían ni si quiera quien era tal personaje , esta forma de ser iba inscrito en nuestro ADN. Así nos ingeniábamos de cualquier cosa para ahorrar en lo que pudiéramos, desde colarnos en todo tipo de transportes públicos, hasta llevarnos comida de los supermercados sin pagar, cambiar etiquetas para pagar menos dinero por algo que necesitábamos , irnos a todas las inauguraciones de pubs donde daban cervezas gratis, e ir a casa de todos los “desertores” que retornaban y a cambio de ayudar con la mudanza, dejarnos desvalijar la casa con cualquier cosa que dejara allí, éramos aves rapiñas y carroñeras cogiendo todo mueble o todo plato que no entrara en una maleta de vuelta a casa y así un largo etcétera más de pillerías.

Una de las grandes anécdotas que recuerdo era, como cogíamos comida de la basura, si, está usted leyendo bien, comida de la basura, pero antes de sacar sus conclusiones déjeme explicarle.

En aquella época muchos de nosotros trabajamos en una cafetería bastante popular, la mala costumbre de este tipo de cafeterías multinacionales era tirar los alimentos al cierre del local. Comida que ese día iba a caducar se tiraba a la basura. Para ello, las supervisoras, normalmente de Europa del este (alguna parecían más un kapo colaboracionista de un campo de concentración que una compañera) vigilaban para que se cumplieran las normas a rajatabla, y nadie se llevara comida a casa, así se nos obligaba de esta forma a abrir todos los paquetes de comidas (sándwiches, paninis, madalenas etc.…) y tirarlos a la basura incluso si aún estaban en buen estado, de esta forma mezquina se mezclaban con otros restos y no podíamos cogerlo. Pero el “tercio español” se la ingenió para poder coger esa comida en buen estado que se tiraba en vez de ser donado a empleados que gastábamos casi todos nuestro dinero en alquileres, estudios, y en alguna que otra cerveza. Así que inventamos poner una bolsa dentro de la bolsa, creando así una bolsa falsa de basura con un doble fondo. Cuando la supervisora de turno nos vigilaba desde las cámaras atentamente si tirábamos la comida abriendo cada paquete y quitando su envoltorio, nadie podía dudar de que seguíamos las normas.

Después le hacíamos un nudo a la bolsa e íbamos a tirarla al contenedor, y minutos más tardes volvíamos a terminar de limpiar la cafetería para su cierre, ya saben, fregar suelos y robar alguna que otra chocolatina. Mientras tanto, otros iban a recoger esa comida del contenedor totalmente aislada herméticamente en otra bolsa, y así es como conseguíamos comida para esa noche, que aunque no era de lujo si era un triunfo para nosotros pues lo que podíamos ahorrar en libras podíamos gastarlo en facturas, materiales de estudios , y alguna que otra fiesta , que siendo sincero, no eran pocas, pues en un lugar ajenos a nosotros, las parrandas nos unieron y nos dieron un motivo de lucha conjunta, sobrevivir al sistema ingles siendo emigrante mientras nos divertíamos a su vez, que no todo iba a ser sufrir, una de cal y otra de arena lo llaman algunos.

Poco a poco fuimos dejando esos malos vicios de coger de la basura de la cafetería para comer o de ir a últimas horas a los supermercados para coger las ofertas finales de ese día. Cuando nos fuimos asentando, nos dieron más horas, y algunos como en mi caso, trabajábamos extra también como carpintero y pintando casas entre otras muchas cosas , pudimos ahorrarnos la necesidad de ir de ¨caza¨ al contenedor.

Londres, no será como el París de Hemingway, en el que todos “malvivían” del arte y de sus padres ricos que le enviaban pasta a distancia, pero si le puedo decir a usted, que si has vivido en Londres cuando eres joven, Londres te acompañará toda la vida. Porque si, Londres también era una fiesta. Una fiesta que no solo nos enseñó a divertirnos, también a sobrevivir sin la necesidad de recurrir a terceros.

Alguna vez le mencioné en otros artículos a vuestras mercedes que, eran tiempos difíciles donde la vida había que buscársela al salto de una mata entre granos de cafés , pero eso sí , no por ello dejamos de sonreír y pasárnoslo bien.

Fotografía de: https://xceed.me/

“Los últimos rebeldes será llamados antisistemas”

Hace años dije que : “Los últimos revolucionarios y rebeldes serán llamados antisistemas”.

Cuando veo esas manifestaciones con sus carteles , sus banderitas , sus recorridos y horarios establecidos , con su paz, amor, sus palomas blancas , sus pistolas de arcoíris o los más “irreverentes” con sus caceroladas , mientras los pastorean como corderos por las avenidas de las ciudades , es cuando de verdad me doy cuenta como los poderosos y los amantes de la corrección política han conseguido desvirtuar las manifestaciones del pueblo, hasta convertirlas en una cabalgata , ruidosa si , pero de poca efectividad , porque dar visibilidad momentánea a un problema no significa solucionarlo.

Durante años se nos ha adoctrinado en la creencia superficial de que la injusticia se cambiara de una manera “socialmente” aceptada , y siento tener que hacer la observación que , eso a lo largo de la historia no se ha dado muchas veces.

Romper las normas significa a veces la liberación de poder reivindicar lo que es justo , eso si , no le voy a engañar , salirse del standard al que nos tienen acostumbrados , conlleva un riesgo , pero ahí está quid de la cuestión: ¿Hasta que punto somos capaces de arriesgar por mejorar nuestra situación? (como referencia piense en las personas cruzando el estrecho , jugándose el pescuezo por una vida mejor, quizás algo podamos aprender de ello)

Discúlpeme que le digan , pero unos cuantos cartelitos y caminatas tocando las palmas y pidiendo mejoras o respeto no hará cambiar muchas cosas con la inmediatez necesaria, una ruptura del sistema o que se le escuche a la hora de tomar decisiones relevantes para su vida , y que coste me da igual a que manifestaciones se refieran , no hablo de ninguna en concreto . A lo largo de todos estos años, tanto leyendo historia como viviendo en primera persona huelgas y manifestaciones en diferentes países , he aprendido algo que si usted tiene el interés de leerme se lo translado:

Lo único que funciona es paralizar la producción, no producir (llámese producir a lo que sea que usted le paguen en su sector ) y por contra hacer un gasto público o privado.

Ahora, que usted ya tiene una “cabeza normativa” , que deja inscrito en su mentalidad “moderna” del siglo XXI que hay que “portarse bien” si o si , y censura inclusos sus convicciones más profundas de lo que realmente está bien , se escandalizará al pensar si esto se refiere a partir y destrozar cosas en la calle que son de todos o de ámbito privado (grandes cadenas , bancos , etc , no se me escandalice tanto que no me refiero a las pequeñas empresas…) seré claro con mi respuesta para que usted no se equivoque en lo que le intento decir : ROTUNDAMENTE SI.

A veces son necesarios este tipo de acciones , sobre todo cuando no se deja de producir de manera unísona. Y si esta paralización total fuera de la mayoría de los sectores , podríamos hacerlo sentados desde el sillón de casa sin miedo a recibir un golpe por una pelota de goma que reventara un ojo. Pero seamos honestos , nunca se secunda totalmente una huelga o manifestación , el pueblo no está unido y olvida la mayoría de veces que existe un objetivo común para todos y se tiende a pensar en el interés individual por encima del colectivo , por otro lado a los mandamases es esto lo que buscan , les convienen que haya una mínima gresca y separación (divide y vencerás ) para ponernos a todos en nuestro sitio ,y dejar claro quién manda (ellos) y quien no (nosotros) .

Los últimos revolucionarios serán llamados antisistema , serán llamados así , para que usted siga señalando a sus iguales que luchan por usted y se juegan el tipo a que le den una somanta de palo y lo lleven detenido , porque usted hace lo que quiere el sistema , que se manifieste pacíficamente , cumpla su horario , no cambie apenas nada y después se marche a casita , con menos dinero ese día, preparado (como yo hago ahora) para hacer su reivindicación a base de teclazos en su Facebook, asi , usted tranquilo , y relajado , respires hasta la próxima manifestación , y se sienta orgulloso de ser todo un rebelde en el siglo XXI. Mientras los poderosos que gobierna este sistema se frotan las manos por tenerlo a su merced, a veces sin que incluso usted , el “Ché” Guevara o el Gandhi de turno lo sepa , porque a usted no lo gobierna nadie , sale a la calle a manifestar sus derechos con su cartelito y su cara pintada pidiendo perdón a todos por molestar, usted es todo un guerrero del cambio, se sabe todas las canciones y rimas.

Piensen sobre esto ¿Que sistema injusto y gobernado por ricos puede aguantar que un pueblo totalmente unido y unísono deje de producir y a su vez crear pérdidas?

Dicho queda, para quien se moleste y piensen que que hago una declaración a favor de actos vandálicos. Luchar por lo justo y un mundo mejor , no puede ser cosas de vándalos , sino de revolución, el motor con la humanidad uso a lo largo de los siglos para conseguir mejorar.

“Revolución”
Del lat. tardío revolutio, -ōnis.

  1. f. Acción y efecto de revolver o revolverse.
  2. f. Cambio profundo, generalmente violento, en las estructuras políticas y socioeconómicas de una comunidad nacional.
  3. f. Levantamiento o sublevación popular.
  4. f. Cambio rápido y profundo en cualquier cosa.

“La estupidez extinguirá la humanidad”

Solo un paseo corto por las redes sociales , uno se da cuenta que las cosas no está yendo bien, y no hablo del maldito coronavirus y todas sus restricciones , sino de lo que internet nos está empezando a acostumbrar y mostrar lo que somos en realidad: Una panda de monos con un palo , en este caso más bien se podría decir una banda de monos con un móvil.

Imagínense ustedes si hubiera vida en otro planeta que no fuera como nosotros , sino vida que en su mayoría fuera inteligente de verdad , y resulta que como son unos extraterrestres muy chulos y listos han inventado algo para robarnos la señal wifi y conectarse a nuestro internet y redes sociales , y como ademas de ser listo son curioso , les da por revisar la cantidad de estupideces que algunas personas ( influencer lo llaman algunos ) van dejando públicamente por las plataformas de internet . Y ven a una tía o tío que está bailando en tik tok , los vídeos de YouTubers , los miles de comentarios y fotos privadas que la gente publica abiertamente y así un sin fin más de tonterías varias que pululan por la red anestesiando aún más esta generación perdida en la insistencia de ser absurda hasta la saciedad.

Porque de gracioso a graciosillo solo hay un paso , y lo que se supone está para entretenernos o comunicarnos acaba convirtiéndose en un escaparate público de nuestra imbecilidad sin vergüenza alguna , que nos aboca a vivir como analfabetos funcionales sin complejo a la vista de todos y alardeando de ello.

Sinceramente si la humanidad se acaba , no será por un virus , sino porque nos hemos vuelto gilipoyas… Quizás cuando venga otros seres de otro planeta y nos miren con desdén , empezaremos a darnos cuenta , pero para entonces tal vez ya será demasiado tarde para desengancharnos de seguir siéndolo y la estupidez extinga la humanidad dejando tras de sí un rastro soez y vulgar de lo que pudo ser nuestra existencia ,de una sociedad que se han empeñado en convertir lo absurdo “en la nueva normalidad”.

“Manifestaciones de pega”

Hoy en día no se permiten las manifestaciones, por mucho que nos hagan creer que hay esa Libertad. Está todo organizado para que vayan como una cabalgata , horario de salida , recorrido , horario de fin. Todo según acuerdos que se alcanzan con las autoridades. Eso no es una manifestaciónes es un paripé , por eso hoy en día son poco útiles . Lo único que sirve es paralizar el país. Es decir , dejar de producir en cualquier vertiente. No hace falta ni salir a la calle. Un ejemplo claro es , el gremio de la limpieza de calle , cuando paran la actividad , no necesitan ni manifestarse , porque el mero hecho de parar la productividad (recoger la basura sin ir más lejos ) es un problema para la sociedad en su conjunto.

A lo largo de todos estos años y viendo en directo manifestaciones de varios países , he llegado a la conclusión , que las manifestaciones en términos finales no funcionan , porque están bajo el control y la supervisión del estado , cuando una manifestación previamente pactada se sale de la línea a seguir que ellos han preestablecidos anteriormente como la correcta , simplemente la disuelven con cualquier capacidad para proceder judicialmente desde la “legalidad” con la Intervención de los cuerpos de seguridad del estado , convirtiendo a estás en una amenaza para la sociedad que hay que destruir.

Desde hace años siempre digo que : “Los últimos rebeldes serán llamados antisistemas” , usando este apelativo , antisistema , como algo peyorativo, una forma de quitar créditos y desautorizar la opinión contraria a los que no están a favor del sistema actual.

Y que coste no lo digo solo por estas manifestaciones que se suceden ahora por diferentes temas en concreto. Lo he ido observando en diferentes países en directo , y hay un interés institucional en convertir las manifestaciones del pueblo en un motivo controlado , donde abundan los arcoíris , las pistolas disparan flores, y los manifestantes se pintan la cara de “blanco paz” y hacen sentadas tocando bongos para reivindicar derechos básicos. Y todo esto , quien ha leído un poco de historia , sabe que es una falacia , a lo largo de la humanidad ningún cambio ni revolución vino de esa forma. Por eso desde este prisma personal, siempre abogó por la paralización de la producción sin necesidad de exponerse en la calle a que te den una somanta de palos y además aparados estos golpes por la ley. Quedarse en casa sin producir ( en cualquiera de sus vertientes) en huelgas generales crea muchísimos más problemas para los que manejan todo este cotarro y además sin que puedan hacer uso de una violencia desmedida para crear miedos e inseguridades en la población común.

Fotos RT.

“Panchita de mierda, vete a tu país”

Panchita de mierda, vete a tu país . Perdónenme la expresión , pero es lo que ayer tarde le ocurrió a una amiga mientras íbamos andando por la calle.

Resulta que mi amiga es de Ecuador , pero lleva muchos años andando por estos lares de este país cada día más analfabeto y más ignorante de lo que significó que siglos atrás , España fuera un país colonizador y como los españoles de raza pura tenemos a día de hoy bien poco , estamos como quien dice , más mezclado que un helado de tutti-frutti . Para rematar la faena y para más Inri , le aclaro a usted lector que me lee , que aunque innecesario decir , mi amiga tiene su pasaporte y nacionalidad española , su hijo es andaluz y ha cotizado más aquí y pagado más seguridad social e impuestos que muchos otros españoles del golpe de pecho y del sentido patrio rojigualda.

Le relato el asunto , caminando por la calle su hijo de 6 años va con una bici pequeña , y pasa con mucho cuidado al lado de una señora , por no decirle hija de la gran puta , no perdamos las formas tan rápido , de unos 40 años , que va con un perro , y no se lo ocurre otra cosa que decirle algo incorrecto al inocente criatura, evitemos decir que , es suficiente con escucharlo una vez , entonces , la madre , mi amiga , se dirige a ella para recriminarle que le ha dicho a su hijo con tan malas formas , la señora ni corta ni perezosa se envalentona con una actitud arrogante y agresiva decidiéndole : Vete a tu puto país panchita de mierda , fuera de aquí ,vete a tu puto país. Así como usted lo lee , sin mediar palabra.

Retiro a mi amiga , que aunque risueña también tiene su carácter y le digo un par de cosas a la susodicha racista , ella me responde de nuevo: A su puto país. A lo que yo replico : ¿Quiere usted que llame a la policía y diga cuál de los dos tiene razón? . A esto la asquerosa señora , muy exaltada contesta: Si llámalo , pero llámalo tú , que yo no tengo saldo. Está usted leyendo bien: Llámalo tú , que yo no tengo saldo . Si , este es el nivel intelectual de la gente simple y envalentonada por las nuevas modas y corrientes políticas , que en realidad no dejan de ser las de siempre y las antiguas de toda la vida en esta España donde aún el racismo está latente y la multiculturalidad no está normalizado para algún que otro ceporro que anda libre por un país que gran parte de su “grandeza” , si es que la tiene , se lo debe a colonizar a otros en su pasado. Pues si queridos amigos , este es el nivel , llámalo tú que yo no tengo saldo , tal y como lee , tal como yo escuché.

A lo mejor nos haría un favor si en vez de irse mi amiga de este país , se fueran este tipo de tiparracas/os a otros lugares. Pero , seamos serios; ¿Quien quería un ser humano así en su país ?. Por lo cual no me extraña que mande a la gente a sus orígenes , porque ella lo tiene incluso difícil que la quieran en el suyo. Quizás , ese es su mayor dolor. Ver en los inmigrantes lo que ella quería ser: Una buena persona , valiente y tenaz capaz de abrirse hueco en un país diferente a base de mucho trabajo, dignidad, y porque no decirlo, con más paciencia que el santo Job.

Los inmigrantes , yo también lo he sido durante muchos años y de alguno modo lo sigo siendo , tenemos una visión del mundo muy diferente , nuestra capacidad de supervivencia y resiliencia sube , pero al mismo tiempo también crece el nivel de empatía por otros, pues pronto descubrimos que en la base la mayoría de las personas queremos lo mismo: Ser feliz, amar y ser amados y en eso da igual el color de la piel o el hemisferio donde naciste , porque todos dentro tenemos un corazón que bombea sangre.

Lo que a esta desgraciada quizás le falta , no tiene , ni tendrá jamás , será el valor de buscar un futuro mejor en otro país donde a veces la dificultad no será buscar trabajo o comida sino que no te vea como una persona.

Quizás la hija de puta iba encambronada porque no tenía saldo en su móvil o porque la única persona de mierda que sobra en este país es ella , con cenutria así nunca se sabe… pero por si acaso: Señora y racistas varios , váyanse a la mierda ustedes y bien lejos. Háganos el favor no solo a los inmigrantes , sino a la sociedad en general, si alguien aquí valen menos como seres humanos sois vosotros.

Foto: Página web cadena ser.

“Discúlpeme, pero no, no es normal”

Resulta usted querido lector que , los niños han vuelto al cole, porque al igual que las terrazas , las playas , el fútbol etc … la educación aunque a veces se nos olvide es tan importante como ver por la tele a 22 tíos dándole patadas a un balón. Eso si , nuestros políticos que son previsores y amante de lo público , a largo de esta pandemia lo han demostrado una vez más que están por y para el pueblo, y con tiempo y adelantándose a los acontecimientos ,han planeado todo perfectamente al milímetro, sin dejar nada al azar.

Para los niños, de quienes el futuro de la humanidad depende de ellos, nuestros especialistas y efectivos gestores politicos ,han dado lo mejor de ellos mismos , las mejores medidas posibles y estrategias a llevar a cabo, tal y como dijo John Hammond ,el hombre que experimentó con los dinosaurios en parque jurásico: No hemos reparado en gastos. Esperemos que esto no termine con los niños corriendo como en la famosa película del genial Spielberg.

Han bajado la ratio , han enviado a inspectores sanitarios autorizados para organizar los colegios evitando así sobrecargas y responsabilidad a equipos directivos , han puesto a disposición para cada centro escolar psicólogos para sus maestros e incluso para los alumnos si así fuera necesarios por el estrés continuo que pudieran ocasionar dejar de tener contacto físico y por la cantidad de protocolos y normas nuevas a tan corta edad , y no cabe duda de que cada centro tendrá enfermería y no una habitación de aislamiento bajo la responsabilidad de un maestro que le haga extralimitarse de sus funciones y responsabilidades más allá que la de educar. Han contratado más profesores/as , mucha más limpiadoras/es , han contribuido de manera generosa en mejorar las infraestructuras y no solo física , sino también digital , para evitar la brecha no solo para los alumnos sino para los profesionales de la educación si hubiera , no quiera nadie , otro confinamiento.

En definitiva y haciendo un resumen: Ha sopesado todos los problemas de esta pandemia y han realizado un trabajo impecable , a lo que , y dicho sea de paso , tendríamos también que agradecer el enorme trabajo por mejorar la sanidad que aún siguen realizando , con la incorporación de más profesionales , más medios , más recursos y activando de manera inmediata , bajo un seguro protocolo , todos los servicios médicos , pruebas y especialistas necesarios para la población.

En este país siempre hemos tenido claro que había que ser abanderados de la educación y la sanidad pública , y una vez más España ha dado el callo. Tampoco podemos olvidar la bajada de impuesto a aquellos establecimientos que tienen positivo del maldito virus y que por obligada cuarentena tienen que cerrar sus negocios. Y sigo , poner el IVA de las mascarillas , geles y guantes como los más bajo de Europa y así un largo ect más de medidas tomadas siempre por el bien del ciudadano común y para mejorar las vidas de quienes sostienen este país llamado España .

Son tantas las mejoras, que por favor disculpe usted que me lee , no tengo espacio para nombradlas todas y así poder agradecer a los políticos de cualquier ideología que haya aparcado sus “disputas” para mirar por todos nosotros y trabajar en equipo , a veces incluso , cuando estoy sensible , se me salta alguna lagrimilla por tal desinteresado esfuerzo , ¡Ni vacaciones tomaron oiga!

Todo esto podría parecer verdad , en un país donde la coherencia fuera un símbolo nacional , pero siento molestarle , esto es España, y los políticos son Españoles y los Españoles somos así… Estamos acostumbrado a liarla cuando menos hay que hacerlo. Y en mala gestiones, el país con más políticos chupando del bote , somos expertos , ahí , somos los numbers one , en esta faceta no nos gana nadie. Nuestros políticos de cualquier color e ideología son los putos amos del desastre y la incoherencia, eso si a la hora de poner la mano lo hacen de categoría.

Lo que nuestros queridos “amigos políticos” nos quieren meter como “nueva normalidad”, disculpe que le diga , usted que ya se iba acostumbrando a este “lema” ( Después de #yomequedoencasa y el todo irá bien) no es normal , porque lo que no es normal es extraño.

No es normal tener colegios públicos con tantas deficiencias y más en tiempos de pandemia, no es normal olvidar ahora a los sanitarios cuando antes los llamaban héroes , no es normal que los pacientes, alguno que otro , vaya morir esperando , no es normal que a los autónomos se les deje abandonados pero pagando los mismos impuestos aunque cierren sus negocios y no generen dinero , no es normal obligar a llevar mascarillas y hacerlos objetos de primeras necesidad pero cobrando el 21% por ello , no es normal que los políticos se vayan de vacaciones mientras la población está sumergida en la incertidumbre , que no rechacen sus privilegios, ni sus dietas, no es normal que un rey se vaya sin rendir cuentas, o que no haya más información en prensa de la fusión de CaixaBank y Bankia , si , el banco que fue rescatado en el 2008 con dinero público y del cual el estado es el máximo accionista.

Y no se deje usted engañar por los discursos y florituras del lenguaje enredado que usan los políticos para engatusarnos y llevarnos al bote (o al voto según se mire) , porque el virus existirá , y nos tendremos que poner mascarillas y tener las medidas adecuadas , pero que también está sirviendo para enmascarar toda esa panda de sin vergüenza que no miran por usted , ni por los niños , ni por los abuelos , ni por los maestros , ni por la sanitarios, ect… , sino por su bolsillo y el poder , si hubieran aprendido de toda esta pandemia estos nuestros políticos , sabrían que son ellos quien nos necesitas a nosotros para que el país funcione , y ahora mismo, ni usted , ni yo , ni su vecino estaríamos hablando de deficiencias ni en educación ni en sanidad. Porque si algo se ha demostrado que es irreemplazable en este país , es la gente trabajadoras y ellos , no lo son.

Y es que, hay quienes usan mascarillas para protegerse de un virus o de una multa y quienes usan la mascarilla para enmascarar sus mentiras y vergüenzas.

Discúlpeme, pero la “nueva normalidad” no es normal , es lo de siempre : El circo que los ladrones montan para escapar en silencio mientras van haciendo más recortes que Neymar en un campo de fútbol.

Yo no culpo a las personas de sus errores, pero sí les pido que paguen por ellos”. (John Hammond)

“Debajo de la tierra solo hay muertos”

La miró detenidamente , estaba acurrucada sobre un par de cartones , y tapada hasta los ojos con una manta. La hoguera se iba consumiendo poco a poco.

Desde el estallido del drama mundial nos engañamos. Pensamos que todo volvería a la normalidad. El cielo era ahora gris , tan gris como nunca antes había visto. Las primeras explosiones en las centrales nucleares , dicen se dieron por falta de personal , no había nadie que apretara el botón de cancelar. Ya no había internet , ni electricidad ,ya apenas se producía comida . El mundo no era un lugar seguro. Las primeras olas de violencia dejaron claro que somos los humanos cuando tenemos limitados nuestros recursos y las únicas normas que hay son las de la supervivencia. Nos comportamos como animales salvajes , o incluso peor que eso. Jamás vi tanta crueldad, agresividad y desesperación al mismo tiempo.

Hacia mucho frío , le puso otra manta encima y la arropó . Las últimas chispa de fuego crujían mientras se apagan poco a poco. Pensó que era mejor así , una hoguera era un reclamo para que otros vinieran y supieran donde estaban. No era seguro. Una señal luminosa en aquellos tiempos de oscuridad era como una atracción de feria. Como el antiguo “London Eyes” antes que dejara de brillar para el mundo civilizado.

Se tumbó a su lado , haraposo , olía mal , pero empezaba acostumbrase , llevaba días sin poder asearse. A veces soñaba con un baño de agua caliente con espuma y poder afeitarse , esas comodidades era un recuerdo lejano ya. Con su abrigo viejo volvió a tapar a la pequeña . El vaho salía de sus bocas como si fueran un tren a toda marcha.

Se movió , parecía que otra noche tenía de nuevo algunas pesadillas. A veces hablaba en sueños, llamaba a su madre, o gritaba y empezaba a llorar, otras veces , las pocas , reía dormida mientras decía –déjame de hacer cosquillas papa-.

Colocó la mano sobre el viejo gorro de lana sucio, y mientras la acariciaba con suavidad le susurraba al oído – tranquila pequeña, todo irá bien, aquí estás a salvo-

La pequeña se desveló , semi abrió sus ojos , giró medio cuerpo y sin levantarse , en voz baja , siguiendo el consejo que el hombre tenía por norma , el silencio y el sigilo es nuestra mejor defensa , preguntó tiritando de frío:

-¿Como es la tierra?

-¿Como crees que es?

-Como una pelota , nosotros estamos arriba por esta razón no nos caemos.

-¿Y la gente de abajo porque no se cae?

-Porque abajo no hay nadie

-Y entonces ¿qué hay debajo de nosotros ?

Debajo están los muertos. Debajo de la tierra están los muertos.

-Duérmete , es tarde , mañana nos queda un largo camino.

-¿Otra vez nos movemos?

-Si , movernos continuamente es la única manera de mantenerte a salvo.

-¿Iremos lejos?

-Duérmete, cierra los ojos.

La pequeña giró su cuerpo completo y lo abrazó. Aún seguía titiritando de frío , él también temblaba , pero no de frío sino de miedo. Le volvió a tapar con su abrigo y la acurrucó cerca suya.

-Todo irá bien, buenas noches, Dijo la niña cerrando sus ojos.

Si Dios no hablaba por la boca de esa niña , ¿quien lo hacía ?, la pequeña era la esperanza , el último atismo de pureza y humanidad en un mundo que dejaba de soñar. La realidad ahora era comer , calentarse , ponerse a salvo y seguir caminando.

La hoguera se apagó , se hizo la oscuridad. Apretó fuerte a la pequeña contra su pecho con un brazo, la mano del otro brazo empuñaba un viejo revólver con el dedo apoyado en el gatillo y el seguro puesto. El hombre cerró sus ojos, quizás tal vez aquella noche no sería tan peligrosa, quizás pensó , podría dormir un par de horas sin preocuparse.

Debajo de la tierra solo hay muertos, quizás ese era el camino, una señal , tal vez la pequeña sabía algo que él no sabía, tal vez, allí estarían seguros. –Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos-

La imaginó patinando en alguna plaza o parque desierto , a lo mejor le gustaría hacerlo , embozó una sonrisa , acaso podría encontrar unos viejos patines en algún sitio y poder regalárselo. Tal vez podría darle un poco de felicidad en aquella vida inhóspita… Mañana buscaré unos patines – se prometió así mismo – y el hombre quedó profundamente dormido en el silencio de la oscuridad mientras las cenizas de la hoguera salían volando por el viento.

Imagen https://images6.alphacoders.com/348/348441.jpg